Saturday, January 09, 2016

DIEZ IDEAS QUE DEBES CONSIDERAR PARA SOBREVIVIR AL 2016

No hay economista serio, ni analista político de la misma condición o consultor, que dé buenos augurios acerca de este naciente 2016. Muchos señalan que extrañaremos al fenecido 2015 por la magnitud de las complejidades que, en materia económica y política, se vaticinan para estos doce meses, fundados, la mayoría de ellos, en cuestiones objetivas que me permito recordar y aderezar con algunas adiciones. Es bien sabida la dependencia que tenemos del petróleo por lo que, frente a una baja sostenida en los precios del barril del mismo, los ingresos de divisas se vendrán al piso y, sin necesidad de ser experto, las inversiones sociales serán las más afectadas, así como la posibilidad de que el petróleo sirva para apalancar nuevos desarrollos, aunque esto no forma parte de la agenda ni del propósito gubernamental. Se suma a ello la confrontación política que, como expresión de la disputa por el poder y las demandas sociales, se desarrollarán este año, lo que hará que el panorama se vuelva más gris de lo que está, en tanto importantes inversionistas, atendiendo al riesgo país, no echarán adelante sus proyectos en suelo venezolano y se moverán con suma prudencia. Se adorna, este cuadro, con los nombramientos en el tren ejecutivo que, además de evidenciar la improvisación (especialmente en materia de política económica), sólo sirven para ratificar un rumbo de entrega de la soberanía nacional, de escasez, inflación y empobrecimiento. Partiendo de estas consideraciones, ofrezco algunas ideas a considerar para afrontar este 2016, especialmente por las personas de “a pie”, por la mayoría, aquellas a las que ciertas recomendaciones no llegan, dadas las limitaciones que impone la exclusión derivada de la política económica llevada adelante desde el último cuarto de siglo. 1. Planifica tus ingresos y tus egresos. Haz un presupuesto y, a pesar de la situación inflacionaria, trata de ceñirte al mismo. Eso sí, revísalo de forma periódica para ajustarlo a la realidad. 2. Conserva tu empleo y si puedes hacerte de uno mejor, estable y con perspectivas de crecimiento, no dudes en aceptarlo. Eso sí, recuerda que, en la administración pública, es difícil encontrar estas posibilidades. 3. Multiplica las fuentes de ingreso, ofrece servicios vinculados con tu profesión u oficio, explora tus habilidades para elaborar comida, dulces, bebidas o cualquier otro producto para vender en tu casa o a domicilio. No tengo dudas que ello te genere más ingresos que tu sueldo. 4. Todos en casa deben ayudar, al menos todos los que tengan ya edad para producir, de 15 años en adelante, trabajando por su cuenta o para otro. Internet, por ejemplo, ofrece múltiples opciones para generar ingresos, por lo que dedicar una hora diaria a páginas en las que se pueda ganar, podría ser más útil que chatear ocho horas en facebook o cualquier otra red social. 5. Emprende, echa adelante un pequeño negocio, solicita un crédito, que están muy baratos en comparación con lo que pudieran generar bien invertidos. Si planeas tu inversión y haces las cosas bien, podría estar allí tu estabilidad y crecimiento, así como el de tu familia. 6. Usa menos el vehículo y, cuando salgas en él, conduce con mayor prudencia. Mantenerlo y repararlo ya sabes que está bien difícil no sólo por lo costoso, sino por la escasez de repuestos y partes. Si caminas más, tu cuerpo te lo agradecerá. 7. Organiza a tus familiares y amigos para comprar juntos, al mayor; alimentos, medicinas, vestido, calzados. Eso significa conformar una unión de compra para compartir los sinsabores de la búsqueda de los productos y, en alguna medida, abaratar su costo. 8. Cuida tu salud, evita excesos o aquellas cosas que sabes ponen en riesgo tu salud. Esto incluye evitar al máximo las exposiciones al hampa. Caer en un hospital público es un drama por las carencias de éstos y acudir a uno privado es casi un imposible para la mayoría de los venezolanos por lo costoso. Si vas a rumbear, cuídate al extremo, no pierdas la conciencia y si puedes quedarte en casa de amigos, especialmente los más jóvenes, pues quédense. Si puedes costearte algún seguro medico no dudes en hacerlo, por aquello de que es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo. 9. Sí eres joven, sal de la modorra (búscalo en google), colabora en tu casa, con tu familia. Actúa con mayor solidaridad y sentido de la realidad. Si hay que hacer cola, hazla. Quizás ya no puedas usar, por ahora, la ropa o calzados de marca que acostumbras, tampoco podrás comer siempre en la calle, aunque si insistes en ello, ¡chévere!, eso es fabuloso, eso sí, debes trabajar, debes ayudar. Ten por seguro que eso te hará crecer como persona y quizás hasta seas un emprendedor de éxito. Organízate y lucha por un futuro mejor. 10. Evita, en lo posible, financiar compras de comida con tarjetas de crédito. Paga a tiempo las deudas que tengas en ellas. No raspes el cupo y usa tu cupo para viajar, además de disfrutar seguramente te quedaran algunos dólares o euros que te servirán de mucho. Podrían agregarse muchas ideas más, como la de usar mas racionalmente el teléfono; mas wifi menos saldo, la de conservas uniformes y textos escolares para que otros familiares o amigos los usen, en fin, frente a la crisis hay que apelar a la racionalidad y la creatividad, también hay que esforzarse para ayudar a cambiar la realidad y reconstruir a Venezuela.

No comments: