¡ADMIRABLE!

Eddy Timaure
Empezó hace tiempo, digna de admirar, desde el mismo momento en que lo lógico se volvió ilógico, en que lo anormal se convirtió en normal, es tremendamente admirable.
Es admirable que a once años de la presencia del fenómeno del niño en Venezuela, aun los problemas que este mal ha generado sigan siendo achacados al adulto contemporáneo que azotó estas tierras con anterioridad. Y lo peor es que haya aun un montón de gente que se lo crea.
Es admirable que el pensamiento universal que otrora se reclamaba en las universidades públicas, que el derecho a la organización del movimiento estudiantil, se desconozca en las universidades de la “revolución” y que aquel que ose protestar termine siendo execrado de ellas.
Es admirable que en la Asamblea Nacional hayan alquilado sus espacios para que se reúnan y despachen desde ahí un grupo de comerciantes, cuando ese es el espacio en el que han de discutirse y aprobarse las leyes nacionales, así como revisar los tratados internacionales, en el que han de tomarse medidas para controlar la gestión pública, y, también, garantizar la institucionalidad democrática.
Es admirable que los hombres nuevos, defensores de los derechos humanos, estimulen la creación de bandas parapoliciales para perseguir y atropellar a los disidentes, gocen usando gas del buen en contra de los manifestantes, y hagan uso de la justicia para encarcelar a los opositores.
Es admirable como un gobierno obrerista, revolucionario, deslegitime a los sindicatos, corporativice a las organizaciones de los trabajadores, vulnere y se niegue a suscribir las constataciones colectivas, mantenga bajo régimen de presentación a más de 200 dirigentes sindicales en todo el país y, de paso, prohíba el derecho a huelga.
Es admirable como los que disparan y asesinan están en la calle y se le rinden honores y los que denuncian eso van a la cárcel, cómo los que salvaguardan los derechos de los ciudadanos pagan condena.
Es admirable como el sueldo de los altos jerarcas del régimen y aun de otros de mediano poder, de para tantos lujos y comodidades, cómo han logrado hacer malabares con la economía familiar, al punto de que muchos de ellos engrosan las listas de los nuevos burgueses que, en el discurso, critican.
Es admirable como los jueces del TSJ han perdido sus años de estudio, pues no conocen las leyes, o más bien han perdido la dignidad, pues viven violentando las normas para complacer al que les conté, sin importarles su propia suerte cuando todo llegue a su fin.
Es admirable como el pueblo no tiene defensor, pues la defensora sólo defiende al gobierno, tampoco existe contralor porque el contralor se ha convertido en inhabilitador, menos aun fiscal general, porque entra en la misma categoría de los jueces del comentario anterior.
Es admirable como se mienta con descaro y lo peor es que aun muchos le crean. Esta campaña verdaderamente es admirable, cuanta mentira junta habrá que inventar para expiarse del inocultable fracaso de la gestión del régimen militarista. Verdalmente admirable.

Comments

Popular posts from this blog

PARTICIPACIÓN POPULAR Y CAMBIO POLÍTICO

LA PASIVIDAD NO CALMARÁ TU HAMBRE

LA DELGADEZ COMO BALANCE