Friday, May 28, 2010

LA CALVICIE PLANETARIA

La pelona nos llegará a todos en unos 50 años, según Evo, y no precisamente la que todos los días viene a llevarse a más de uno. Ni el ejercito bieloervamatines podrá detener la calvicie mundial que amenaza al reino de los cabellos y que, al parecer, ha producido ya algunas infiltraciones que tocan las neuronas.
La descomposición social ha llegado a tales niveles, que no sólo enfermedades endémicas otrora erradicadas han vuelto por sus fueros, sino que junto con la aparición de nuevas enfermedades respiratorias, el virus del ridiculus justificatio se ha extendido entre la clase gobernante latinoamericana, manifestándose de variadas formas; iguanas saboteadoras, electro espías y, lo último pollos pargogénicos y calviciometros.
Es muy probable que el problema del cambio climático que amenaza al mundo hoy día, resultado del trato irresponsable que hemos dispensado al ambiente, gobernantes e industriales en mayor proporción, tenga entre sus autores intelectuales y materiales a los pollos de Evo, pues a fin de cuentas hay una extraña coincidencia entre una presentación de powerpoint que desde hace años ha invadido lo correos electrónicos y la calvicie planetaria que presagia este mandatario; ambos fenómenos ocurrirán en 50 años.
Seguramente se propondrá, como resultado de la profundidad del debate en el seno de la Cumbre del Alba, alguna medida dirigida a ponerle freno a esta sería amenaza a la peluca y a la virilidad, Evo dixit. Tal vez surja algún programa como la Cría de Pollos Endógenos, etapa superior de los Gallineros Verticales, que en una visión de futuro se planteó en Venezuela, y cuya concreción habría permitido, al menos en nuestro terruño, establecer un cerco epidemiológico a este terrible mal.
Hoy en día, además de exportar la chequera de Bolívar por América Latina, podría haberse exportado los recordados gallineros que, seguramente habrían elevado su demanda en territorio boliviano, frente a la delación que ha hecho el presidente acerca de la doble vida de los comepollo de su terruño y, también, frente a la angustia que habrá de apoderarse del mundo frente a la inminencia de la calvicie planetaria.
Pero, nunca es tarde y, seguramente estará dentro de los acuerdos el programa avícola al que he hecho mención, en un concepto mejorado, latinoamericano, independentista, antiimperialista, antipargogénico y anticalvicimetro, UH AH la calvicie no llegará, pronto podrá escucharse entre las consignas libertarias de los partidarios del nacional populismo latinoamericano.
Mientras tanto, ya se comienzan a crear las primeras brigadas de milicianos bajo la consigna: ¡Peluqueros del Mundo Uníos!..., pues la escasez de cabellos amenaza, en principio, a este segmento de la población, muchos de los cuales se arrepienten (a pesar de que hay quienes dicen que no han visto al primero devolverse), de la indiscriminada ingesta de pollo.
Lo bueno de todo esto es que, mientras este nuevo virus ataca a la clase gobernante, el pueblo empieza a armar un cerco anticuentoilógico, que pondrá freno a la estafa que se ha hecho, en nombre del pueblo y la revolución, a las aspiraciones de cambio en Latinoamérica. Por si acaso, hay que desempolvar el manual de los gallineros verticales o esperar el de los pollos endógenos, para salvar al mundo al mundo de la mariquera y la calvicie planetaria.

No comments: