YANQUIS GO… GO…

La ciudad capital del estado Falcón (y el estado mismo), ha sido testigo de una disputa pública entre un grupo de concejales y el alcalde del municipio Miranda, por el recibimiento que éste último le dispensara al embajador de los Estados Unidos en Venezuela, en una intempestiva visita que realizó a la ciudad de Coro.
La “batalla ideológica” pareciera haberse desatado, entre los pesuvistas, a partir de este incidente, en procura por demostrar quienes son los “verdaderos revolucionarios” y quienes no, en donde a juzgar por las declaraciones del grupo de concejales, pareciera, también, que el alcalde está jugándose todos los numeritos de la lotería que le hacen merecedor del premio al rajado que coquetea con el imperialismo.
La disputa luce tragicómica no sólo por las formas, sino por el fondo del asunto, y es que si hay algo que veneran los antiimperialistas pesuvistas son las comodidades y el placer que provee el imperio, en dónde no sólo (y con todo derecho eh), vacacionan los altos dirigentes del chavismo, cursan estudios sus congéneres, sino que, además, apuestan en el parley (creo que así se escribe), a los equipos de grandes ligas, hacen uso de sus más prolíficos bienes y servicios, expresados en atuendos de vestir y calzar, de accesorios, así como de vehículos último modelo, entre otros productos.
Pero, si las formas son inocultables para buena parte de esta dirigencia “revolucionaria”, muy dada a la ostentación, el fondo del asunto es que el antiimperialismo chavista no pasa de ser una retórica, pues si hay algún gobierno que asegura una estabilidad a los Estados Unidos, en términos del cumplimiento de su papel de proveedor de materia prima barata para la fabricación de los bienes y servicios que requiere la industria estadounidense, incluso la bélica, es el de Venezuela. No en balde es este el primer socio comercial de Venezuela, el mayor comprador de nuestro petróleo y, también, el mayor proveedor de los bienes y servicios que requiere la industria y el mercado venezolano.
Así es que, con la venía del mismísimo Chávez, la relación con los Estados Unidos es una de las más estables. Más allá de los discursos -que tienen el propósito de servir de trampa caza bobos, de presentar a este régimen como adalid y redentor de los pobres-, hay una solida relación política y comercial con los Estados Unidos, que sirve a los propósitos de los gobiernos de ambas naciones.

La disputa comentada, en consecuencia, no es más que una farsa propia de los reacomodos internos en el seno de las fuerzas políticas del régimen despótico, de cara a los eventos electorales y, también, una cortina de humo que busca distraer la atención de los principales problemas que atraviesa el municipio, el estado y el país en su conjunto.
Una posición patriótica, revolucionaria, consustanciada con los más altos intereses de la patria, sería abrir una investigación formal acerca de las acusaciones que un concejal del municipio Miranda y el alcalde de esta entidad han ventilado de forma pública, cuya gravedad no admite discusión, no admite distracción y requiere la actuación diligente de las autoridades con competencia en la materia, entre ellas estos concejales “antiimperialistas”, además de procurar soluciones a los problemas relacionados con el aseo, la disposición final de los residuos y desechos sólidos, el congestionamiento vehicular, el alumbrado público, el comercio informal, entre otros aspectos en los que, aplicando el slogan que hacen ellos mismos de “un sólo gobierno”, demanda de una actuación eficiente del gobierno y del parlamento local.
Dejar las falsas posturas antiimperialistas y trabajar en la solución de los grandes problemas que tiene la ciudad de Coro es una cuestión urgente, así es que no nos caigamos a mentira, en lugar de YANQUIS GO HOME, ustedes gritan es YANQUIS A GO GO…

Comments

Popular posts from this blog

TESTAMENTO DEL DICTADOR

ELECCIONES ACORDADAS O CAMBIO POLÍTICO DEFINITIVO, LE TOCA AL PUEBLO DECIDIR

Y TÚ: ¿POR QUÉ LUCHAS?